Saltar al contenido

Piercing del ombligo para embarazadas

Esta perforación durante el embarazo requiere algunas consideraciones a tener en cuenta, ya que de forma temporal, el tamaño de la zona abdominal aumentará durante el embarazo. Sigue leyendo para conocer todo lo necesario sobre el piercing del ombligo en mujeres embarazadas.

Piercing del ombligo para embarazadas

¿Es peligroso usar el piercing en el ombligo durante el embarazo?

No existen mayores riesgos siempre que se mantenga una higiene adecuada y vigiles los posibles cambios que pueda sufrir durante el embarazo: inflamación en la zona, cambio de color, supure o aparezca dolor local.

Si notas alguno de estos sintomas es posible de que exista una infección o que el cuerpo esté rechazando el piercing del ombligo por su distensión. Todas las pieles son distintas y aunque hay embarazadas que mantienen el piercing durante toda la gestación sin problemas, otras deben de retirarlo por la aparición de alguno de estos sintomas.

Con el piercing del ombligo No existe riesgo para el bebé

Podrás mantener el piercing durante el embarazo dependiendo del tipo de piel y como se adapte al aumento del tamaño de la barriga.

Por lo general, no existe problema al mantener el piercing del ombligo durante el primer trimestre del embarazo, ya que la distensión abdominal es baja. Pero si quiere prevenir que la piel se desgarre por posibles enganches con la ropa, puedes plantearte la retirada del piercing durante el embarazo.

Pueden aparecer molestias en la mujer por una mayor sensibilidad en la zona pero en ningun caso el hecho de tener un piercing en el ombligo supone riesgo ni peligro para el bebé.

Mantener o quitar el pendiente del ombligo durante el embarazo es una decisión personal, pero es muy probable que en el hospital indiquen su retirada el día del parto.

¿Me puedo realizar un piercing durante el embarazo?

La perforación en el cuerpo no es una práctica inocua, por lo que puede llevar a infecciones y algunos médicos no aconsejan hacerse el piercing durante el embarazo.

La mayoría de infecciones se producen por mala higiene en el momento de la perforación o por los cuidados de las semanas posteriores, así que si decides hacerte este piercing estando embarazada asegurate de ser muy cuidadosa con la higiene.

Tambien debes tener en cuenta que es posible que te practien una cesárea en el momento del parto y tengas que retirar el piercing antes de la cirugía, por lo que si aún no tienes el piercing del ombligo hecho, es mejor que tengas paciencia y lo realices una vez hayas dado a luz.

Cuidados e higiene básica del piercing del ombligo durante el embarazo

Como ya sabes, el factor principal a tener en cuenta es la higiene, aquí te dejamos unos consejos y recomendaciones a tener en cuenta:

  • Manten una higiene correcta durante la peforación y las semanas posteriores.
  • Utiliza ropa holgada para evitar roces, enganches e irritación.
  • Cambia tu piercing por un piercing especial para embaras teniendo en cuenta el crecimiento de la barriga.
  • Si durante el segundo trimestre aparecen estrias, es recomendable su retirada para evitar cicatrices mayores y poco estéticas.
  • Acude al medico si notas que el piercing queda adherido a la piel.
  • Si retiras el piering del ombligo, lava con agua y jabon el orificio.
  • Controla en todo momento la evolución y estado del piercing durante el embarazo.

Recomendaciones del piercing en el ombligo durante el embarazo

En resumen, manten un seguimiento ante cualquier cambio que sufra el estado del piercing durante la gestación, y consulta a tu médico.

Si vas a colocarte el un piercing en el ombligo durante el embarazo, es mejor esperar, y siempre acudir a personal cualificado y profesional que pueda asegurar una buena higiene para prevenir infecciones.

Recuerda que un mal procedimiento puede poner en riesgo la salud de la madre y del bebé y puede dar lugar a hepatitis B.